¡¡¡Únete a nosotros!!!

BUSCADOR

gadgets para blogger

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

VÍDEOS SANOS

14 de julio de 2012

Libro de Rut

Así lo dice la Biblia:

Emigración de la familia de Noemí a Moab:

Durante el tiempo de los Jueces hubo una gran sequía en el país, y un hombre de Belén de Judá emigró a los campos de Moab, con su mujer y sus dos hijos.

El hombre se llamaba Elimélec, su esposa Noemí, y sus dos hijos, Majlón y Quilión: eran efrateos, de Belén de Judá. 

Una vez llegados a los campos de Moab, se establecieron allí. 

Al morir Elimélec, el esposo de Noemí, ella se quedó con sus hijos. Estos se casaron con mujeres moabitas —una se llamaba Orpá y la otra Rut— y así vivieron unos diez años. 

Pero también murieron Majlón y Quilión, y Noemí se quedó sola, sin hijos y sin esposo. 

Entonces se decidió a volver junto con sus nueras, abandonando los campos de Moab, porque se enteró de que el Señor había visitado a su pueblo y le había proporcionado alimento.
Así abandonó, en compañía de sus nueras, el país donde había vivido.

El regreso de Noemí y Rut a Belén
  • Mientras regresaban al país de Judá, Noemí dijo a sus nueras: "Váyanse, vuelva cada una a la casa de su madre. ¡Que el Señor tenga misericordia de ustedes, como ustedes la tuvieron con mis hijos muertos y conmigo! Que el Señor les dé un lugar para vivir tranquilas, en compañía de un nuevo esposo". 
Y las besó. Pero ellas prorrumpieron en sollozos y le respondieron: 
  • "No, volveremos contigo a tu pueblo". 
Noemí insistió: 

  • "Regresen, hijas mías. ¿Por qué quieren venir conmigo? ¿Acaso tengo aún hijos en mi seno para que puedan ser sus esposos? Vuélvanse, hijas mías, vayan. Yo soy demasiado vieja para casarme. Y aunque dijera que todavía no perdí las esperanzas, que esta misma noche voy a unirme con un hombre, y que tendré hijos,  ¿esperarían ustedes hasta que ellos se hagan grandes? ¿Dejarían por eso de casarse? No, hijas mías; mi suerte es más amarga que la de ustedes, porque la mano del Señor se ha desatado contra mí".


Ellas volvieron a prorrumpir en sollozos, pero al fin Orpá despidió a su suegra con un beso, mientras que Rut se quedó a su lado.
Noemí le dijo: 

  • "Mira, tu cuñada regresa a su pueblo y a sus dioses; regresa tú también con ella". 
Pero Rut le respondió: 

  • "No insistas en que te abandone y me vuelva, porque yo iré adonde tú vayas y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras y allí seré enterrada. Que el Señor me castigue más de lo debido, si logra separarme de ti algo que no sea la muerte".
Al ver que Rut se obstinaba en ir con ella, Noemí dejó de insistir. 

Entonces caminaron las dos juntas hasta llegar a Belén. Su llegada conmocionó a toda la ciudad, y las mujeres exclamaban:

  •  "¡Pero si esta es Noemí!"

Ella, en cambio, respondía: 

  • "No me llamen más Noemí; díganme Mará, porque el Todopoderoso me ha llenado de amargura. Partí llena de bienes y el Señor me hace volver sin nada. ¿Por qué me siguen llamando Noemí, si el Señor da testimonio contra mí y el Todopoderoso me ha hecho desdichada?"

Así regresó Noemí con su nuera, la moabita Rut, la que había venido de los campos de Moab. Cuando llegaron a Belén, comenzaba la cosecha de la cebada.


Así lo aprenden ellos:

Una vez en Israel, hubo mucha hambre. Un judío de la ciudad de Belén, llamado Elimélec, tuvo que emigrar con su mujer, Noemí y sus dos hijos.

Se marcharon a un país vecino, llamado Moab.

En este país, Elimélec y su familia, siguieron practicando su fe en el Dios único de Israel.

Elimélec murió. Después, sus dos hijos se casaron con dos mujerese Moab, una se llamaba Orfá, y la otra Rut. Pero los hijos de Elimélec, también murieron.

Como en Israel se había acabado el hambre, Noemí emprendió la vuelta a Belén, con Orfá y Rut.

Por el camino a Israel, Noemí, dijo a sus nueras que se quedaran en su país. Orfá se volvió, pero Rut, decidió quedarse con ella y le contesto "A donde tu vayas, iré yo. Donde tu vivas, viviré yo. Tu pueblo es el mío, tu Dios es mi Dios"

Cuando llegaron a Belén, para comer, Rut iba por los caminos recogiendo las espigas de trigo que dejaban abandonadas los egadores.

Un día, fue a recoger espigas a un campo de un hombre rico llamado Booz.

Bozz la vió, conoció su historia y su gran bondad y se enamoró de ella.

Booz y Rut se casaron y tuvieron un hijo, al que llamaron Obed.

Según la tradición, Obed fue el abuelo del rey David, un gran rey de Israel.

Rut que había nacido en otro país, y creído en otro Dios, llegó a ser un gran ejemplo de fe para el pueblo judío.

2 comentarios:

  1. Es un buen ejemplo de adaptación al medio donde uno está.

    Saludetes sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Dany, Rut era inteligente. Un besazo.

      Eliminar

Muchas gracias por comentar, recuerda que para seguir ayudándonos a compartir, puedes pinchar el vídeo de arriba.

}