¡¡¡Únete a nosotros!!!

BUSCADOR

gadgets para blogger

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

VÍDEOS SANOS

11 de enero de 2012

Cuento: Cuando nos portamos mal, estamos tristes.


Cuando me porto mal, estoy triste

Lula y Pepe, han tenido que hacer un trabajo para el colegio y sus papás les han ayudado. Tenían que pegar en una hoja, cosas buenas que se deben hacer con los demás, como por ejemplo, ayudar a mamá a poner la mesa, recoger los juguetes cuando hemos acabado de jugar, dar la mano, obedecer, etc.
Otros niños de la clase, han tenido que hacer el trabajo contrario, tenían que poner en un hoja, cosas malas que hace la gente. Los niños han encontrado muchas cosas malas que hace la gente, y que por ello nos ponemos tristes.-
Por ejemplo, la gente tira papeles al suelo manchando la ciudad, tampoco recogen las cacas de los perros en la calle, y cuando vamos al colegio o de paseo las pisamos y nos manchamos los zapatos, pegan patadas a las papeleras, y luego cuando queremos tirar un papel, no podemos.
La profesora, les ha preguntado a los niños de la clase, que más cosas hacemos mal. Lula ha levantado corriendo la mano:
-    La gente deja el grifo del agua abierto mucho rato, y se nos gasta el agua y luego no podemos beber.
-    Muy bien- la ha dicho la profesora.
-    La gente también quiere los juguetes mucho rato para ellos, y no comparten, así que no podemos jugar todos.
-    Muy bien- Le ha dicho la profesora.
-    La gente también hace agujeros en los árboles y los pobrecitos lloran y se ponen muy tristes, además que los árboles nos ayudan a respirar, y sin árboles no podemos hacerlo.
-    Muy bien- les felicitó la profesora.
-    También, hay niños que cruzan la calle solitos- Dijo Pepe- y luego un coche les pilla, y tienen que llevarles al hospital.
-    Por eso no hay que cruzar nunca la calle solitos- les ha dicho la profesora.
-    Claro, porque si nos pilla un coche, nos hace daño y nos ponemos tristes- dijo Lula.
-    Y  los papás también se ponen tristes- ha dicho Pepe.-
-    Es que- ha hablado la profesora- cuando nos portamos mal, no somos felices, nosotros nos ponemos tristes y los demás también, nuestros papás se preocupan y nadie quiere ser nuestro amigo, por eso es importante, portarse bien.
-    Claro Dijo Pepe- Jesús siempre se portaba bien con todo el mundo, por eso era tan feliz, y tenía muchos amigos.

Vamos a pintar un cartel, para acordarnos siempre, de que cuando nos portamos mal, estamos tristes.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar, recuerda que para seguir ayudándonos a compartir, puedes pinchar el vídeo de arriba.

}