Ruta por el Madrid histórico y misterioso 7.

Cuenta la superstición que, antiguamente, los terrenos situados entre la cuesta se San Vicente y San Francisco el grande estaban habitados por brujas, duendes y fantasmas, que empezaron a manifestarse durante el reinado de Alfonso VI y la construcción del Antiguo Alcázar.

 Leyenda del Madrid árabe.


Cuenta otra de las leyendas, que, gobernaba Madrid, el moro Aliatar, enamorado de la bella mora Zaida, y para conquistarla, organizó unos juegos y festejos en la plaza del Alamillo.

Comenzó la fiesta de alancear a un toro.

Resultó, que el astado era brevísimo, y cada moro que intentaba clavar su lanza en el animal, terminaba por los suelos.

Apareció un caballero cristiano, que quiso probar suerte, y Aliatar se lo permitió, pensando que correría la misma suerte que los demás.

Pero el caballero alanceó al toro con gran precisión y acabó con la vida del animal.

El caballero se desprendió del caso y enseñó su rostro a la joven Zaida.

Era el CID CAMPEADOR.

Tras su victoria, el caballero abandonó la ciudad, pero ya había enamorado a la joven Zaida, que, como no tenía ningún recuerdo del Cid, mandó disecar el toro y colocó la cabeza en la fachada de su casa.

Cuenta la leyenda, que cada vez que la mora Zaida suspiraba de amor, el toro mugía, esperando que el Cid, regresara a ella.

Actualmente, esa calle, es denominada la Calle del Toro.

Comentarios

  1. Prometo pasar algún día por esa calle y reverenciar al toro en honor a Zaida.

    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar, recuerda que para seguir ayudándonos a compartir, puedes pinchar el vídeo de arriba.

Entradas populares de este blog

Colorear un águila

Colorear caballito de mar 2

Marcapáginas de animales