Síndrome de Down y trastornos obsesivo-compulsivos.

En niños y adultos con SD se describen con cierta frecuencia la presencia de conductas que cursan con problemas obsesivo- compulsivos.
Las estrategias de intervención para tratar los problemas de conducta, son muy variables y dependen de la edad del niño, la gravedad del problema y la situación en la que el problema se manifiesta con más frecuencia. 
Los grupos locales de apoyo ayudan con frecuencia, a base de ofrecer sugerencias, apoyo, o de recabar la ayuda de los programas terapéuticos que pueda haber en la comunidad. Alguno de estos pueden ser los servicios psicosociales adscritos a los centros primarios de salud. 
Al evaluar los problemas de conducta es importante conocer muy bien las habilidades de desarrollo y lenguaje de la persona.
El análisis médico comprende las explicaciones de la visión, la audición y las pruebas tiroideas, sino se han realizado el año anterior. Pero los problemas crónicos de conducta exigen la consulta a un especialista. La utilización de medicamentos habrá de ser discutida por el médico y los especialistas.
En el adulto o anciano, es importante prestar apoyo y formación a los cuidadores, sean miembros de la familia o personal del centro donde se encuentre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colorear un águila

Colorear caballito de mar 2

Marcapáginas de animales